Food Styling: 4 técnicas de fotos para tu comida | Olivetto®
21725
post-template-default,single,single-post,postid-21725,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode_grid_1300,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

4 técnicas de food styling para fotografiar tus comidas

¿Has escuchado hablar del food styling o estilismo culinario? En caso de que no (y sobre todo si eres activo en Instagram) te interesará saber lo que es.

Esta es una técnica clave, pues ayuda a los fotógrafos a despertar el deseo por la comida únicamente a través de la vista (Molins, 2015). Lo que sucede es que, aunque los postres o cualquier platillo esté delicioso, puede no precisamente verse bien ante la cámara (Mena, 2018). Hay trucos, por ejemplo, para resaltar la apariencia de frescura de las verduras, para hacer más cremosa la leche, entre otras cosas.

El food styling ganó auge por la publicidad (Mena, 2018). Así nació el oficio del estilista culinario que se encarga desde la selección y compra de los ingredientes hasta de el armado de la mesa combinando texturas, formas y colores (The Foodie Studies, 2015).

Pero no siempre se cuenta con el presupuesto para contratar a dos profesionales. Por eso, es importante que el fotógrafo o bloguero sepan cómo hacer lucir bien los alimentos.

Con los 4 trucos que te vamos a contar, tú podrás hacer tomas dignas de comercial hasta de tus almuerzos caseros.

Cuatro consejos para convertirte en un mago del food styling

1. El food styling desordenado

El food styling no se trata de acomodar todo perfectamente para hacer una fotografía.

De hecho, hay una tendencia que invita a capturar el desorden (Yuppiechef, s.f.). Por ejemplo, hacer tomas de la harina derramada en una mesa, el chocolate derretido que machó el mantel, entre otras ideas.

Esto provoca una conexión más profunda entre la foto y espectador porque denota honestidad.

Pero, aunque se trate de capturar el desastre, debes hacerlo de forma estética y buscando buenas composiciones.

Estos son algunos accesorios útiles:

  • Superficies con poca textura para que la comida protagonice.
  • Cubiertos y pitillos con diseños interesantes.
  • Recipientes y platos simples para que la comida se derrame.

2. La técnica del bodegón

Si buscas ideas para un food styling perfecto, puedes utilizar la técnica del bodegón (De Blois, 2020).

Este es un concepto de la pintura en el que se retratan escenarios donde los ingredientes son los protagonistas.

Busca un equilibrio entre la iluminación, texturas, colores y formas. Una mesa montada al estilo bodegón es una gran invitación visual.

Te damos un par de ejemplos:

  • Sobre una mesa de madera coloca una hermosa aceitera llena de aceite de oliva y rodéala de aceitunas con varios tonos.
  • En un mantel de tonos crudos pon una taza de café, trozos de brownie de chocolate y algunas flores para agregar una nota de color.

3. Así se fotografía una hamburguesa

Los que se dedican al food styling de culinaria urbana odian fotografiar hamburguesas (Fuchs, s.f.). Para que una hamburguesa luzca bien, todas sus capas tienen que estar perfectamente definidas. Además, hay que evitar chorreos de salsas o quesos.

Si buscas la toma perfecta, sigue estos pasos:

1.- Elige un pan bien formado.

2.- La hamburguesa debe estar fría para que el queso no se derrita.

3.- Los ingredientes deben sobresalir un poco.

4.- Usa solo una rebanada gruesa de tomate.

5.- Agrega gotas de salsa en lugares estratégicos.

6.- Para que la carne resalte, píntala con un poco de café disuelto en agua.

4. Food Styling, ¿cómo hacer que los ingredientes luzcan mejor?

En el food styling hay una regla general: para obtener mejores resultados, los alimentos deben estar poco cocidos. Esto de acuerdo al portal 365Enfoques (s.f.). En el caso de los vegetales, lo mejor es que estén crudos, la razón es que conservan mejor su textura y color. Lo mismo aplica para el salmón (Lyons, s.f.). Y si vas a fotografiar bebidas, quedarán más bonitas si están en movimiento. Es decir, haz la foto mientras las sirves (356Enfoques, s.f.).

Ahora sí, con estos trucos, arma tu set, agarra tu cámara y ¡a antojar a tus amigos en Instagram! Despertarás muchos antojos y suspiros con estos consejos para tu food styling.

BIBLIOGRAFÍA.