Condimentar con aceite de oliva: ¿cómo hacerlo? | Olivetto®
50050
post-template-default,single,single-post,postid-50050,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode_grid_1300,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Condimentar: logra mejores resultados con el aceite de oliva

Si alguna vez te preguntaste para qué sirve el aceite de oliva Olivetto® o cómo los condimentos pueden darles un plus a tus comidas, este artículo es para ti. Aquí te contaremos por qué condimentar puede ser una gran opción para llevar tus preparaciones al próximo nivel y qué debes considerar en tus futuros platos.

Condimentar tus platos con aceite de oliva Olivetto

¿Cómo condimentar con aceite de oliva?

Uno de los primeros trucos que debes saber al condimentar una comida con aceite de oliva es que se trata de un producto realmente muy versátil. Es decir, lo puedes aplicar en la mayoría de las comidas que te gustan (carnes, ensaladas e incluso algunos sándwiches) para darles un toque especial.

Conoce cómo preparar sándwich de pollo  con chutney de mango y aceite de oliva.

Ahora bien, ¿sabías que el aceite no tiene por qué ser algo “único”? En realidad, puedes aromatizar los aceites de oliva para tener distintas variantes que se puedan aplicar a platos en específico. Esto significa que vas a poder sumarle uno o más ingredientes al aceite de oliva virgen de base.

Como regla general, existen 2 formas de prepararlo: en frío o en caliente. La primera implica añadir aceite a los ingredientes, cerrar el frasco y almacenarlos durante un mes a temperatura ambiente. Otra opción es que calientes el aceite sin que se queme. Lo mejor es hacerlo en el baño María.

En todos los casos, debes incluir los productos sin picar. Luego, debes quitarlos y únicamente dejar el aceite, que servirá para condimentar toda clase de comidas. Aquí te daremos algunas de las ideas para sacarle provecho al aceite y que puedas apreciar las variantes olfativas y de sabor:

Aceite de oliva de albahaca

Para esta aromatización, necesitarás:

Esta variante es perfecta para los platos de pasta, principalmente. Sin embargo, también los puedes usar para condimentar una ensalada o un pescado a la plancha.

Aceite al ajo

Esta es otra alternativa para cocinar con aceite de oliva. Los ingredientes son los siguientes:

Esta es la mejor opción para preparar tostadas y toda clase de frituras. No obstante, también queda muy bien con las pastas.

Aceite al limón

Aquí tienes otra preparación para incluir en recetas fáciles. Necesitarás:

En este caso, se recomienda únicamente en los pescados y ensaladas. Del mismo modo, si quieres algo distinto, puedes reemplazar el limón por naranjas o pomelos.

Aceite de frutos secos para condimentar

Los frutos secos son otra gran idea para combinar con el aceite de oliva. Deberás tener:

Es una mezcla genial para todo tipo de ensaladas, como la mediterránea o César. También sirve para las pastas.

Aceite de hierbas

Además, también tienes otra preparación que combina todo tipo de hierbas. Por ejemplo:

Es genial para toda clase de comidas (especialmente en platos fríos), así que no dudes en incluirla en todo lo que desees.

¿Cómo condimentar algunos platos con distintas especias?

Ya sabes que el aceite de oliva puede ser una opción increíble para condimentar. Ahora bien, ¿qué hay con las especias? Estas son necesarias en tu cocina para realzar el sabor de tus platos. A continuación, te vamos a contar cuáles son los usos principales de algunas especias destacadas:

Los pimientos pueden ser uno de los condimentos más interesantes que puedes tener en tu cocina. Suele aportar un sabor bastante intenso, tanto en su versión dulce como picante. Ahora bien, ¿en qué preparaciones los puedes implementar? Pues es una especia muy versátil.

Por ejemplo, puedes incorporarlo en un guiso con carne y salsa, para darle un toque picante. Del mismo modo, puedes añadirlo a las papas, para que la cobertura quede crocante y con otro sabor. Otra opción se da en los pollos fritos, con una salsa en la cual incluyas miel, aceite de oliva y pimentón.

Orégano

El orégano también aporta un sabor particular a las comidas, especialmente en asociación con el aceite de oliva. Esta hierba se puede encontrar tanto seca como deshidratada y es común que aparezca en algunas salsas, particularmente en las que están hechas a base de tomate.

En consecuencia, el orégano es perfecto para preparar pizzas o pastas. No obstante, también queda sensacional en una tostada estilo “bruschetta”, en la que incluyas aceite de oliva y ajo. Por ende, es otra de las especias que no pueden faltar en tu cocina.

Te puede interesar: Prepara pizza balsámica de fresa.

Azafrán

El azafrán es una de las especias más útiles para tus comidas y se complementa muy bien con el aceite de oliva. Este producto es muy versátil, pues sirve especialmente para las preparaciones saladas. Entonces, ¿en qué comidas lo puedes implementar?

Un caso claro es la pasta, ya que el azafrán se puede añadir en el agua en la que hierves el espagueti. Del mismo modo, es muy común darle sabor al arroz, especialmente en algunos platos, como sucede con la paella. También puedes condimentar el pollo para darle una sazón particular.

Pon en práctica este tip reparando pasta feta al horno.

Condimentar con curry

Por último, hace su aparición un conjunto de especias orientales que te permitirán darle un nuevo gusto a tus preparaciones. Suelen darles una impronta picante y casi ahumada a las preparaciones y es útil para usarlo en carnes, pescados, mariscos, pastas y verduras. Así, puedes sumarle aceite de oliva para que se mezcle bien con todos estos platos.

En definitiva, has visto que condimentar es una parte muy importante de la cocina. Como pudiste observar, tanto el aceite de oliva como las distintas especias pueden hacer la diferencia en el sabor de tus preparaciones. Por eso, esperamos que este artículo te haya sido de mucha ayuda. Sigue experimentando con Olivetto® aquí.

BIBLIOGRAFÍA.