Cómo hacer Baklava en pocos minutos | Olivetto®
22052
post-template-default,single,single-post,postid-22052,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode_grid_1300,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Cómo hacer baklava en pocos minutos

Si ya te aburriste de las tortas de siempre, esta idea es perfecta para ti. Se trata de una deliciosa baklava hecha en casa. Si te preguntas, ¿qué es? ¡Muy simple! Se trata de un pastel hecho en masa filo, relleno de pistachos o nueces trituradas, y bañado en almíbar. Se dice que es originario de Turquía y tiene un sabor increíble. ¡Empecemos!

Dificultad de la preparación0%

Ingredientes para el almíbar

  • 1 taza de azúcar
  • ½ taza de agua
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de zumo de naranja

Ingredientes para la pasta

Preparación

  1. Haz un almíbar simple calentando el azúcar, el agua, el zumo de limón y de naranja en una sartén pequeña a fuego medio hasta que todo esté integrado y no se puedan ver los granos de azúcar.
  2. Lleva los pistachos y el resto del azúcar a un procesador de alimentos y trabajando por pulsaciones, tritura la mezcla hasta que la textura sea media, como de arena gruesa: no los proceses demasiado porque se arruinará la textura de la receta.
  3. Precalienta el horno a 350ºF (175ºC). Extiende la pasta filo para que esté a temperatura ambiente.
  4. Engrasa la base de una lata con Olivetto® de forma similar a la de la pasta (o la mitad de la pasta: hay pastas que vienen con dos hojas, otras más extensas). Extiende la mitad de la pasta sobre el aceite.
  5. Distribuye los pistachos azucarados de manera uniforme sobre la base de filo. Si te sobran nueces, guárdalas para esparcirlas por encima al final de la preparación.
  6. Pon la segunda capa de pasta filo sobre los pistachos, coincidiendo con la capa inferior. Con un poco de aceite de oliva, pinta la capa superior antes de partir la baklava en trozos: lo usual suele ser cortar vertical y diagonalmente, para crear formas de diamante, pero usa tu imaginación a la hora de cortar.
  7. Llegó la hora del aceite: una vez cortada, baña la baklava en aceite de oliva. Lleva al horno de 45 a 60 minutos, dando vuelta un par de veces, hasta que esté dorada.
  8. Esparce el almíbar sobre la masa aún hirviendo, ¡oye como suena! Y deja enfriar por un par de horas antes de separar los trozos y dejarlos a todos encantados con tu postre.