Alimentación balanceada: 6 consejos para aplicar | Olivetto®
20547
post-template-default,single,single-post,postid-20547,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

6 consejos para mantener una alimentación balanceada en tu día a día

Mantener una alimentación balanceada requiere ingerir una variedad de alimentos que proporcionen los nutrientes que tu organismo necesita.

Se trata de incluir todos los grupos alimenticios en cantidades adecuadas para garantizar una correcta nutrición (Academia de Nutrición y Dietética, s.f.).

Aunque, muchas veces por la cotidianidad y el día a día puede que no le prestes atención a una buena alimentación, lo cierto es que a pesar del ajetreo diario es necesario seguir una alimentación balanceada.

Esta, además de cubrir las necesidades nutricionales de tu cuerpo, contribuye a mejorar tu rendimiento intelectual, y bienestar físico y mental (Academia Americana de Médicos de Familia, 2019).

6 consejos para mantener una alimentación balanceada

Todos los días necesitas nutrir tu cuerpo, por eso, es importante que comiences a adaptar una dieta balanceada. Inicia con tus hábitos alimenticios, ¿te gusta mucho la hamburguesa?

La idea no es que la abandones, solo que la consumas esporádicamente y des paso a alimentos que tienen mayor valor nutricional (FAO, s.f.).

Ten presente que la alimentación balanceada debe incluir carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales que ayuden a las funciones vitales (OMS, 2018). Pero ¿qué debes hacer?

1. Incluye todos los grupos de alimentos

Una alimentación balanceada se consigue al incorporar todos los grupos alimenticios y de ajustar las cantidades apropiadas para el día.

Es importante que incluyas cereales, frutas, verduras, lácteos, grasas y proteínas para asegurar la variedad en tu dieta.

2. Come más frutas y verduras

Debes comer al menos cinco porciones de frutas y verduras al día (OMS, 2018). Estas te aportan vitaminas y minerales, azúcares naturales y fibra dietética.

Por eso, es necesario comer la mayor cantidad posible para aprovechar sus nutrientes. ¡Consumirlas en tu desayuno y en las onces es más que una deliciosa opción!

3. Incorpora las grasas a tu dieta

Las grasas son parte necesaria de tu alimentación balanceada, pues aportan energía y ayudan a absorber las vitaminas. Elige las grasas no saturadas de pescados, aguacates y frutos secos.

También, aceites vegetales como el de oliva extra virgen porque aporta antioxidantes y ácidos grasos omega 3 que ayudan a muchas funciones de tu cuerpo.

Entre ellas contribuir a la absorción de vitamina D y calcio, elevar los niveles de colesterol bueno y limpiar el torrente sanguíneo, proteger tus células y evitar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares (Papa, 2020).

¿Qué tal agregar aceite de oliva a todas tus preparaciones? Puedes cocinar, saltear, freír, resaltar el sabor de tus platillos.

¡Hacer una combinación perfecta! También puedes incluirlo en el pesto de tu pasta o salsas que acompañen preparaciones con pescado o pollo.

¡Mejor aún! Prepara unas ricas galletas con aceite de oliva para disfrutar en las onces.

4. Elige carbohidratos de asimilación lenta

Los carbohidratos son la base en la mayoría de las comidas, por ello son esenciales para aportar energía a tu cuerpo.

Puedes consumir en mayor proporción cereales integrales, ya que contienen más cantidad de nutrientes (CuidatePlus, 2017).

La gran ventaja de los carbohidratos de asimilación lenta es que brindan energía por más tiempo. Esto es porque contienen fibra, vitaminas y minerales.

5. Incluye la fuente de proteínas

Las proteínas son importantes en tu día a día, pues ayudan al correcto funcionamiento de tu cerebro y músculos. Las carnes magras, el pescado, huevos y legumbres son las principales fuentes.

En tu alimentación balanceada puedes incorporar carnes para obtener la vitamina B12 y pescados que contengan ácidos grasos omega 3 (Delgado, 2020).

6. Consume mucha agua

Todo el mundo lo dice, pero es verdad, lo mejor es tomar agua todos los días. No solo sirve como lubricante, regula la temperatura de tu cuerpo y ayuda a tener una buena digestión.

Los expertos recomiendan que se consuman entre 2,7 a 3,7 litros de líquido (MedlinePlus, 2019). Y sí, decimos consumir porque algunos alimentos también contienen bastante agua.

***

Con estos 6 consejos de alimentación balanceada puedes comer saludable y tener una dieta más equilibrada. Sobre todo, te ayudarán a alimentarte mejor y a entender la importancia de conocer qué es la nutrición.

***

REFERENCIAS.

– Academia Americana de Médicos de Familia. (06 de noviembre de 2019). Cómo cambiar su dieta: Elija alimentos ricos en nutrientes. Recuperado de https://es.familydoctor.org/modifique-su-dieta-como-elegir-alimentos-ricos-en-nutrientes/?adfree=true

– Academia de Nutrición y Dietética. (s.f.). Comer bien para alcanzar un peso saludable. Recuperado de www.eatright.org

– CuidatePlus. (08 de febrero de 2017). Ocho pautas clave para una dieta sana y equilibrada. Recuperado de https://cuidateplus.marca.com/alimentacion/dietas/2017/02/08/ocho-pautas-clave-dieta-sana-equilibrada-141140.html

– Delgado, E. (25 de enero de 2020). ¿Carbohidratos simples o carbohidratos complejos? Mejor con Salud. Recuperado de https://mejorconsalud.com/carbohidratos-simples-o-carbohidratos-complejos/

– FAO. (s.f.). Como comer bien para tener una buena salud. Recuperado de http://www.fao.org/3/i3261s/i3261s08.pdf

– MedlinePlus. (03 de julio de 2019). Agua en la dieta. Recuperado de https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002471.htm

– Papa, Y. (14 de mayo de 2020). Los beneficios de incluir aceite de oliva en la dieta. Mejor con Salud. Recuperado de https://mejorconsalud.com/los-beneficios-incluir-aceite-oliva-la-dieta/

– OMS. (31 de agosto de 2018). Alimentación sana. Recuperado de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet