Sofreír: 5 trucos para sorprender en tu cocina | Olivetto®
Sofreír: 5 trucos para sorprender en tu cocina | Olivetto®
21098
post-template-default,single,single-post,postid-21098,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Sofreír: 5 claves para cocinar alimentos deliciosos y balanceados

Sofreír es una de las técnicas culinarias que más usarás para preparar comida deliciosa en tu cocina. Se trata de cocinar a fuego lento los alimentos en grasa, como el aceite de oliva, para que desprendan su sabor y tomen la textura correcta.

Y aunque suene muy “sofisticado”, la realidad es que no tienes que preocuparte, pues sofreír es muy sencillo. Necesitas poco aceite e ingredientes básicos como cebolla, ajo y especias. Además, puedes dejar salir tu creatividad y experimentar con toda la variedad de verduras que desees.

¡De hecho, sofreír es una de las formas más sabrosas de incorporar más verduras en tu dieta diaria! La idea es cocinar los alimentos ligeramente sin llegar a la totalidad de la cocción (Mollejo, 2018). Es un método que realza el sabor de tus guisos y por eso es muy usado en la gastronomía.

Si quieres sofreír como un experto en tu casa, te contamos 5 claves que llevarán tus preparaciones al siguiente nivel. ¿Nos acompañas?

5 claves para sofreír de manera correcta

Un sofrito tradicional con ingredientes como cebolla, ajo, pimentón y tomate es la base para muchas preparaciones. A partir de este, puedes elaborar otras versiones y sofreír con más verduras. Esto te servirá también como base para los adobados.

¿Qué debes tener en cuenta? Dos cosas: conocer la técnica y tener un buen aceite, que además de sano, aporte un rico sabor a la comida (Sánchez-Monge, 2019). ¿Listo? ¡Vamos a revisar las 5 claves para sofreír de manera correcta!

1. Cocinar ligeramente a fuego lento

La diferencia entre sofreír y cocinar por completo un ingrediente es la temperatura y el tiempo. Un buen sofrito se cocina ligeramente a fuego lento para conseguir que los alimentos queden con textura suave y delicada.

Además, que puedan desprender su sabor, y que tomen el tiempo necesario para ablandarse según los ingredientes que elijas (Baticón, 2020).

2. Un buen aceite es el toque ideal para sofreír

¡La selección del aceite es clave para un sofrito perfecto! Lo ideal es optar por un aceite que aporte grasas saludables, pues este afectará el resultado final.

El mejor para sofreír es el aceite de oliva, que destaca por su gran contenido de nutrientes y le da ese toque de sabor especial a tus platos. Además, puedes incluirlo en tu dieta diaria como parte de tus hábitos alimenticios saludables (Corbin, s.f.).

¿Ya tienes tu aceite de oliva extra virgen Olivetto®? ¡Perfecto, seguimos!

3. Mix de diferentes alimentos 

La variedad es importante para preparar un sofrito. La idea es mezclar diferentes tipos de verduras y especias que creen sabores únicos para tus comidas.

Además de las verduras de un sofrito tradicional, puedes incorporar zanahoria, calabacín, germinados, berenjenas, brócoli, edamame y más (Delimas, 2019). Cuando se trata de cocinar, los límites no existen.

Incluso, puedes sofreír otros alimentos como los frutos secos, las semillas y frutos del mar, que no necesitan una cocción prolongada, junto a estos vegetales. ¡Las alternativas son muchas!

4. Un corte uniforme para asegurar la misma cocción

Otra de las claves para sofreír de manera correcta es hacer un corte uniforme en todas las verduras. Puedes cortar en julianas, en cuadritos o en rodajas. Lo importante es que todas tengan el mismo tamaño para asegurar que se cocinen por igual.

También, debes considerar el tipo de verdura, pues algunas requieren un corte muy fino para que se ablanden más rápido. Mientras que otras, deben tener un corte un poco más grueso para que no se deshagan durante el sofrito (Baticón, 2020).

5. ¡Primero lo primero!

Aunque sofreír es una técnica muy fácil de emplear, tiene su secreto: ¡primero lo primero! El orden en que se cocinan cada uno de los ingredientes es fundamental y depende del tipo de vegetales que vayas a utilizar. Primero debes agregar los vegetales duros, como la zanahoria, para que se sofrían un poco y se ablanden.

Luego, incorpora los vegetales con abundante agua, como el tomate, que se cuecen más rápido. Sofríe todo junto por varios minutos en aceite, removiendo constantemente para que suelte sus jugos y, al mismo tiempo, para evitar que se doren muy rápido (Mollejo, 2018).

 

Estas claves te ayudarán a sofreír de manera correcta tus vegetales. Es una técnica que te puede servir como base para preparar los mejores platos de la gastronomía de Colombia. ¿Qué esperas? ¡Anímate a hacer el sofrito ideal y a destacar tu cocina con tus propias ideas!