¿Qué es mindful eating? 4 ventajas y consejos | Olivetto®
¿Qué es mindful eating? 4 ventajas y consejos | Olivetto®
21507
post-template-default,single,single-post,postid-21507,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

¿Cómo hacer del mindful eating parte de tu estilo de vida?

Si eres de los que revisa el celular mientras come, el mindful eating es para ti. Esta es una de las tendencias que más se ha consolidado entre los millenials y centennialls. Te explicaremos el por qué.

¿Qué es el mindful eating?

El mindful eating es un concepto que proviene del budismo y se centra en la atención plena. En el aquí y el ahora (Bjarnadottir, 2019). Su propósito es que cada persona se relacione de una forma sana con la comida.

Sobre todo, que sea consciente de las sensaciones fisiológicas y emocionales que se derivan al momento de alimentarse (Moreno, 2019).

Ventajas del mindful eating

Aunque muchos se centran en las ventajas que tiene para la salud el mindful eating, sus aportes impactan también las relaciones sociales y los hábitos de consumo. ¿De qué se trata?:

  • Cuando practicas el mindful eating eres más consciente de los hábitos alimentarios que tienes. Esto hará que prestes más atención a los productos que consumes. Por eso, ir con una lista de compras al supermercado se va a convertir en una opción para ti (Harvard Health Publishing, 2016).
  • Si llevabas tiempo pensando cómo tener una alimentación balanceada, con el mindful eating tendrás una mejor idea de cómo hacerlo. Por ello, es necesario que incluyas más grasas saludables como el aceite de oliva. Asimismo, que consumas más frutas y verduras (Harvard Health Publishing, 2016).
  • Como se trata de un acto intencional de comer, no solo vas a disfrutar más los alimentos, sino que generarás espacios en los que puedas compartir con tus amigos o familiares. Este ritual social te ayudará a mejorar los vínculos con los demás y a reducir el estrés (Bote, 2012).
  • Practicar el mindful eating es importante para tu salud, pues te puede ayudar a evitar el sobrepeso y las enfermedades cardiovasculares. También, puede contribuir a reducir la ansiedad y a sentirte mejor contigo mismo (Sabater, 2020a).

Sigue estos consejos para hábitos alimentarios más conscientes

  • ¡Tómate tu tiempo! Comer despacio y masticar más puede ayudarte a mejorar la digestión. Además, te permite sentirte más lleno, a quemar mucho más las grasas y a saborear los alimentos (Sabater, 2020b).
  • Evita los estímulos. Cuando vayas a comer trata de hacerlo en un espacio adecuado sin la presencia de la T.V, tu Smartphone o cualquier otro objeto electrónico que pueda distraerte. Así, podrás prestar más atención a los sabores y olores de las preparaciones (Sabater, 2020a).
  • ¿Ya tienes un horario de alimentación? Tener tiempos establecidos puede ayudarte a controlar el peso corporal y a disminuir la ansiedad de comer (Lozano, 2018). Si te dan antojos, lo mejor es que consumas algunos snacks de alimentos con vitamina E.
  • Y ya que hablamos de ansiedad por comer, es necesario que evites la comida emocional. Si te sientes estresado, triste, aburrido o tienes ira, lo mejor es que respires y te relajes. Comer en estos momentos solo hará que subas de peso (Mayo Clinic, 2019).
  • Practica el Hara Hachi Bum. En el mindful eating no es necesario que comas hasta sentirte completamente lleno, lo importante es sentirse saciado. De esta forma, mantendrás la salud de tu sistema endocrino y evitarás los famosos atracones de comida (Park, 2019).

Por último, ten presente que en el mindful eating se vale comer de todo. Lo importante es prestar atención a tus necesidades y requerimientos nutricionales. No olvides que comer saludable debe acompañarse con una rutina de ejercicio y que debes tomar agua con regularidad (Sabater, 2020a).

Ahora, si tienes dudas de qué es la nutrición y cuál es la mejor rutina de alimentación, consulta al especialista. Recuerda que lo que le sirvió al conocido del vecino puede que no sea aplicable para ti, los cuerpos son diferentes y sus necesidades también.