Olivo: productos que aportan a la ecología | Olivetto®
20391
post-template-default,single,single-post,postid-20391,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

¿Consumir productos derivados de la planta del olivo aporta a la sostenibilidad?

¿Consumir productos derivados de la planta del olivo aporta a la sostenibilidad?

Olivo: productos derivados que aportan a la ecología

A manera de artesanías, como productos cosméticos, en forma de aceite, el olivo y su fruto tienen muchas facetas. Lo mejor es que en su cultivo está implicado con la sostenibilidad.

Tal vez ya nos acostumbramos a su existencia y por eso no nos sorprende. Es que los inicios del cultivo del olivo se remontan a 4 mil años antes de Cristo en la región oriental del Mediterráneo (Saez, 2019).

Pero lo que no debemos perder de vista es que es una planta cuya siembra  le hace bien al medio ambiente. Por lo tanto, consumir los productos derivados, por ejemplo, el aceite de oliva, es una forma de apoyar a una industria sostenible.

La huella verde detrás del olivo

La siembra del olivo tiene una huella ecológica positiva porque captura más gases de efecto invernadero de los que produce al ser transformado.

Te lo explicamos con el siguiente ejemplo. En general, desde que se produce hasta que se consume, un litro de aceite de oliva emite 1,5 kilos de CO2,. Por otro lado, los olivos son capaces de fijar hasta 11,5 kilos de CO2  por cada litro de aceite de oliva producido (Aceites de Oliva de España, 2019). Es decir, captan un 10 % más de lo que emiten.

Además de lo mencionado, los tipos de cultivo del olivo dejan los siguientes beneficios al medioambiente:

  • Los olivares almacenan el agua, por lo que contribuyen a combatir la desertificación.
  • Cuidan la biodiversidad, pues son casa de aves, invertebrados, hormigas e insectos polinizadores.
  • Los bosques de olivo son ecosistemas hermosos. No por nada, la región de Andalucía, en España, tierra de olivos, buscan que sean considerados Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Una planta con varias caras: productos del olivo que aportan a la ecología

Hay otro dato que puede ayudarnos a entender la importancia socioambiental de consumir productos derivados del olivo. ¿Sabías que el 72 % de los olivares en el mundo están plantados de forma tradicional? (Revista Almaceite, 2019).

Pero, sin importar el método de siembra, el olivar es fuente de subsistencia de familias campesinas en 63 países de los cinco continentes (Revista Almaceite, 2019).

Detrás del cultivo de este árbol hay una tradición que se ha heredado de generación en generación. Seguramente, el producto que más conoces es el aceite de oliva, pero hay otros que son bastante interesantes:

  • ¿Las conoces solo por el Martini? En realidad son unos pasabocas saludables que puedes consumir a media tarde o a cualquier hora. Las hay negras, verdes, sin hueso… todas son deliciosas.
  • Cremas, mascarillas o jabones. Pueden obtenerse a partir del aceite de oliva. Como contiene ácidos grasos esenciales, podría ayudar a restaurar los niveles de humedad en la piel. Además tiene la capacidad de tonificarla y darle firmeza.
  • Con el hueso de la aceituna se elabora biodiésel. Hay algunas industrias que utilizan el biodiesel como combustible ecológico (Mercacei, 2018).
  • Artesanías. La madera del olivo es muy apreciada por su belleza y dureza. Se usa para objetos decorativos, utensilios de cocina e incluso muebles (Esencia del Olivo, f.).
  • Los desechos del olivo como hojas y ramas se transforman en biomasa. Esta sirve para generar etanol, un biocombustible usado en la industria (El Español, 2019).
  • ¿Quieres darle un toque artesanal a tus preparaciones? ¡Este ingrediente es fácil de hacer! Solo necesitas batir una taza de aceite de oliva extra virgen, un huevo, sal al gusto y jugo de limón recién exprimido. Ten paciencia, porque tendrás que batir hasta obtener la consistencia de la mayonesa.

Como el mundo necesita medidas medioambientales para recobrar su equilibrio, ya no podemos mantenernos pasivos. Es momento de que tomemos conciencia de que nuestros hábitos de consumo inciden en el medio ambiente.

***


Por ello, busquemos productos que aporten a la sustentabilidad, como lo hacen derivados del olivo, incluido el hace el aceite de oliva.


***

REFERENCIAS.

– Saez, P. (2019). El aceite de oliva, más que un ingrediente de cocina es una parte de la historia universal que nos llega desde el Mediterráneo. Directo Al Paladar. Recuperado de www.directoalpaladar.com.mx

– Aceites de Oliva de España. (5 de diciembre de 2019). El olivar español, ejemplos de cultivo sostenible. Recuperado de https://www.aceitesdeolivadeespana.com/diario-del-aceite/olivar-espanol-cultivo-sostenible/

– Revista Almaceite. (9 de enero de 2019). El 72% del olivar mundial, que suma 11,6 millones de hectáreas, sigue siendo tradicional. Recuperado de revistaalmaceite.com

– Mercacei. (10 de octubre de 2018). Las ventas del hueso de aceituna como biocombustible ascienden a más de 50 millones de euros anuales. Recuperado de www.mercacei.com

– Esencia del Olivo. (Sin Fecha). Artesanía de madera del olivo.

– El Español. (18 de noviembre de 2019). La española que quiere acabar con el carbón a partir del aceite de oliva. Recuperado de www.elespanol.com