5 películas de comida para ver en tardes libres | Olivetto®
5 películas de comida para ver en tardes libres | Olivetto®
21177
post-template-default,single,single-post,postid-21177,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Películas de comida: un top 5 de deliciosos antojos cinematográficos

Cuando de películas de comida se trata, la mayoría de los foodies y amantes del buen comer tenemos una “debilidad secreta”: ¡fácilmente podemos quedar hipnotizados frente a una pantalla! (por favor, no se lo cuentes a nadie).

Sí, hipnotizados, no solo por los olores, colores y texturas de la siempre seductora comida en nuestras cocinas, sino también por cualquier proyección visual o cinematográfica que nos encontremos sobre el tema culinario.

Luces, cámara… ¡salivación! Conoce estas 5 películas de comida

¿Te pasa lo mismo? Si es así, entonces eres de los nuestros. Por eso, te invitamos a que tengas las siguientes películas de comida en tu radar, por si aún no las has visto, para aprovechar tus tardes.

¡Invita a tus amigos, haz un meal prep, prepara algunos pasabocas y snacks, y disfruta de un plan de relax!

1. Comer, Rezar, Amar (Eat, Pray, Love, 2010).

Comenzamos por una de las más icónicas películas de comida de la última década.

Si bien es una peli que trata la filosofía o la búsqueda por reencontrase a sí mismo, lo cool de la cinta es que no es un tedioso tratado sobre la existencia, especialmente porque, como su título lo dice, el buen comer hace parte de ese importante ritual de quererse y de encontrarle sentido a la vida.

Un drama lleno de sabor (y de mucho aceite de oliva) en el que Elizabeth Gilbert, interpretada por Julia Roberts, se entrega a los divinos placeres de la comida mediterránea, hindú y balinesa.

2. Como agua para chocolate (1989), una de las mejores películas de comida en español

La adaptación cinematográfica del libro de la mexicana Laura Esquivel nos transporta a un mundo en el que la cocina y las típicas recetas mexicanas se llevan gran parte del protagonismo de la historia.

Una trama llena de dramas familiares, “picantosa” y con amores prohibidos, esta es una de las películas de comida que definitivamente vale la pena ver.

3. Una buena receta (Burnt, 2015)

Como su título lo indica, es siempre una buena receta echarse en el sofá y disfrutar de una buena peli con crispetas o croquetas y degustar una buena trama, más aún cuando son protagonizadas por talentosos actores como Bradley Cooper, en el papel de Adam Jones.

Adam, reconocido chef del mundo de la gastronomía, se lanza de lleno a una obsesión personal: montar el mejor restaurante del mundo.

Drama, tensión, montones de gritos en la cocina y, claro está, una infinidad de manjares visuales y narrativos, hacen de esta película una genial opción para todos los que amamos el mundo de la gastronomía.

4. Julie & Julia (2009), un clásico entre las películas de comida

En (muchas) ocasiones la comida se convierte en una forma de escape, en una salvación de la “jartera” que a veces trae consigo la vida.

Es precisamente el caso de Julie Powell, representada por Amy Adams, quien decide darle un giro a su rutinaria vida acogiéndose al “absurdo” reto de aprender a cocinar al preparar en un año las 524 recetas del libro de la chef Julia Child, interpretada por Meryl Streep.

Basada en la vida real, esta comedia/drama seguro te dejará con un muy buen sabor de boca, aún más si la disfrutas con unas deliciosas tapas españolas.

5. Sin reservas (No Reservations, 2007)

Y ya para finalizar este top 5 de películas de comida, no podíamos dejar atrás a la historia de Kate Armstrong, interpretada por Catherine Zeta-Jones.

Una “madre por accidente” que no solo tiene que aprender a criar a su sobrina Zoe, sino ser una chef de carácter testarudo.

Entre deliciosos platos y lo caótico que a veces resulta ser un chef de restaurante, debe aprender a lidiar con el ego y, claro está, a abrirse nuevamente a eso de amar y dejarse amar.

Si te gustan las comedias románticas llenas de tensión, ollas y cuchillos, entonces no la dejes de ver, especialmente después de una cena romántica en casa con tu pareja.

 

Ya lo sabes, cuando de tardes o parches se trata, nada mejor que una “sazonada” peli en el sofá, algo que en la tribu Olivetto® siempre disfrutamos un montón.

Y es que cuando no estamos experimentando en la cocina, el mundo del cine nos permite seguir explorando y descubriendo nuevas experiencias del maravilloso mundo culinario. ¿Cuál verás primero?