Aceite de oliva: mitos y verdades sobre este | Olivetto®
17672
post-template-default,single,single-post,postid-17672,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode_grid_1300,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Beneficios del aceite de oliva: 7 cosas que no sabías

Desde pizzas hasta cócteles, en postres, batidos o en aderezos, para cocinar o freír, el aceite de oliva se lleva bien con todo, incluso con tu organismo. Lo que sucede es que como es elaborado con aceitunas, conserva las propiedades saludables de ese fruto, incluidas las vitaminas y antioxidantes (Carreto, Cuerdo, Dirienzo, et. al., 2002).

***


Pero no nos adelantemos. Los beneficios del aceite de oliva en el organismo los abordaremos un poco más adelante. Primero, queremos contarte la composición de este aceite porque de ahí provienen sus bondades.


Aceite de oliva: mitos y verdades sobre este.

Radiografía del aceite de oliva

Lo has usado, lo has comido, está en casi todas las alacenas, pero ¿qué es el aceite de oliva

Bueno, es el aceite que se produce triturando y prensando aceitunas (Dahal, Tandlich y England, 2017). Se distingue de otros aceites porque tiene sabor. Esto le da la capacidad no solo de ser cocinado sino de realzar el gusto de los alimentos (North American Olive Oil Association, 2020).

A lo anterior hay que sumarle que también tiene olor y color. A estas características físicas se les conoce como propiedades organolépticas. Sobre el último aspecto que acabamos de mencionar, el color, queremos hacer una precisión. Aunque puede presentar muchos matices, el tono no influye en su calidad (Vallès, s.f.).

La verdadera calidad del aceite de oliva se determina por factores como:

  • Grado de acidez: a menor acidez, mayor calidad.
  • Sabor: puede presentar notas almendradas, amargas, ácidas (Salud Madrid, s.f.).
  • Olor: tiene un gran rango aromático a frutos maduros, hojas verdes, manzana, entre varios más (Salud Madrid, s.f.).

 

Pero lo más importante para el bienestar del organismo es lo que no se puede ver, oler ni probar. Dicho aceite está compuesto por ácidos grasos esenciales. Esto quiere decir que el cuerpo los necesita para trabajar correctamente, pero no los puede producir por sí mismo.

Para redondear, te contamos que también tiene vitaminas y compuestos con propiedades antioxidantes.

Tipos de aceite de oliva y su influencia en la salud

Lo que seguramente has notado es que no todos los aceites de oliva son iguales. Solo basta con echar un vistazo rápido por los pasillos del supermercado para corroborarlo. Habrás visto que en unas botellas aparece la palabra virgen, extra virgen e, incluso, orujo. Lo que sucede es que tiene diferentes nombres de acuerdo al proceso de elaboración (North American Olive Oil Association, 2017).

El tipo de aceite que es considerado el de pureza más alta es el que se hace con las mejores aceitunas de la cosecha. Se extrae del primer óleo que se obtiene del proceso de trituración y prensado. Es al que se le denomina como aceite de oliva extra virgen.

Por lo anterior, mantiene intactas las sustancias de la aceituna. Algunas son  vitamina E, compuestos fenólicos con efecto antioxidante y fitoesteroles que podrían reducir el colesterol (Dahal, Tandlich y England, 2017).

En rango de calidad le sigue el aceite de oliva virgen. La selección de las aceitunas es menos rigurosa y pasa varias veces por el proceso de trituración y prensado. De cualquier forma, sigue siendo benéfico para la salud.

En tercer y cuarto lugar están el aceite de oliva puro y el orujo. Son extraídos con aceitunas de menor calidad o restos de olivas utilizadas en otros procesos. Además, es necesario someterlos a un proceso de refinación para contrarrestar sus carencias en sabor y frescura.

Principales beneficios del aceite de oliva

La FDA, organización que regula la calidad de los alimentos en Estados Unidos, reconoció los beneficios del aceite de oliva. Consideró que hay evidencia científica para afirmar que podría reducir el riesgo de enfermedad coronaria (Dahal, Tandlich y England, 2017).

Además, tiene los siguientes efectos benéficos en el organismo (Dahal, Tandlich y England, 2017):

  • Puede tener un papel en la prevención y tratamiento de la hipertensión.
  • Tiene propiedades antioxidantes. Podría ayudar en la salud de las células.
  • Incluso, podría controlar el colesterol.
  • Podría prevenir la diabetes tipo 2.

 

Además, podría también desempeñar un papel importante en la prevención y tratamiento de algunas enfermedades como la inflamación, artritis, entre otras (North American Olive Oil Association, 2020).

¿Por qué es benéfico el aceite de oliva?

Algunos aceites de oliva, sobre todo el extra virgen, mantienen todas las bondades de las aceitunas. De ahí provienen sus efectos en el organismo (Dahal, Tandlich y England, 2017).

Uno de los componentes más benéficos son los polifenoles, un grupo de sustancias encontradas en las plantas. Son los que podrían tener efectos protectores para el corazón. Solo para que sepas sus nombres, algunos polifenoles presentes en los aceites de oliva son (Dahal, Tandlich y England, 2017):

  • Flavonoides.
  • Tirosol.
  • Hidroxitirosol.

 

¿Sabes cuál es la mejor noticia? Que los polifenoles están relacionados con el sabor. Es decir, mientras más rico sea un aceite de oliva, más efectos benéficos tendrá en tu organismo (North American Olive Oil Association, 2020). Además, estos aceites tienen grasa monoinsaturada, las consideradas grasas buenas (Medlineplus, 2020). 

Recuerda que ingerir grasas es necesario porque nos dan energía y ayudan a absorber algunas vitaminas. Es importante que consumas grasas monoinsaturadas.

Beneficios del aceite de oliva en la piel

Otro de los principales componentes del aceite de oliva es el ácido oleico, que es parte de la constitución de las membranas celulares y de la piel (Carrillo, 2009).

En general, este aceite podría hidratar la piel y mantener la estructura íntegra de la dermis. También ayudaría fortalecer las uñas y suavizar las cutículas.  Pero los beneficios no terminan ahí. Es capaz de ayudar a mantener y recuperar el brillo y fuerza del cabello.

Asimismo, la vitamina E de este aceite podría ser benéfica en procesos de cicatrización y tratamiento del acné necrótico, psoriasis y eczemas seborreicos. Estos beneficios podrían obtenerse tanto consumiendo aceite o con su uso externo a través de algunos productos. Sin embargo, recuerda que antes de aplicar cualquier producto sobre la piel, debes consultar con un especialista.

Aceite de oliva y calorías

Todavía persiste un mito en torno a las grasas en general y al aceite de oliva en torno a su aporte de calorías. Lo que no debes perder de vista es que necesitas comer grasas porque aportan ácidos grasos esenciales y energía (Medlineplus, 2020.). Pero, como ya comentamos, debes procurar que sean grasas buenas.

Si te preguntas cuántas calorías hay en los aceites de oliva, aquí está la respuesta: una cucharada de 10 ml tiene aproximadamente 80 calorías. Sin embargo, para mantener un peso corporal saludable no es necesario estar contando calorías. Se trata de establecer hábitos alimenticios razonables, elegir los alimentos que te hagan bien y hacer ejercicio con regularidad (Galvin, 2011).

Además, debes tratar de que la mayor ingesta de lípidos en tu alimentación provenga de las grasas buenas.

¿El aceite de oliva frito es malo?

Los beneficios del aceite de oliva en el organismo no están condicionados a la forma en la que se ingiere (North American Olive Oil Association, 2020). Este aceite es benéfico tanto si lo comes crudo como aderezo de una ensalada, lo agregas a un postre que vas a hornear, lo usas para cocinar o, incluso, para freír.

Para darte algunas ideas te comentamos que podrías añadirlo a sopas, carnes y hasta al yogur. Así descubrirás por ti mismo cómo potencia el sabor de los ingredientes. Eso sí, recuerda usarlo con moderación.

Hablando en concreto del tema de las frituras, queremos derribar otro mito. El aceite de oliva se puede usar perfectamente para fritar. De hecho, los antioxidantes que contiene protegerán la estabilidad del aceite cuando lo calientes a altas temperaturas.

El aceite de oliva, además, es uno de los ingredientes más antiguos de la humanidad. Por mencionar una referencia, se usaba para reverenciar a los dioses de la antigua Grecia como símbolo de la fuerza y la sabiduría (Bàguena, s.f.).

Esperamos que después de leer este artículo tengas mayor comprensión de este aceite y sus múltiples beneficios en el organismo y en el sabor de tus comidas.

BIBLIOGRAFÍA.

Más contenido sobre la oliva ¡Serán de tu interés!