Gastronomía: 6 técnicas de alta cocina fáciles | Olivetto®
17684
post-template-default,single,single-post,postid-17684,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Gastronomía: técnicas fáciles de alta cocina que puedes usar en tus comidas

Gastronomía: técnicas fáciles de alta cocina que puedes usar en tus comidas

No es un secreto que la sazón perfecta es cuestión de tiempo y experiencia. Un buen plato requiere tiempo y habilidad para que los ingredientes se integren y el producto final obtenga su delicioso sabor. Esta es la clave principal de la alta gastronomía.

Sin embargo, cocinar con sentido común suele bastar para ofrecer una rica comida. Aunque los mejores platos integran la relación de los alimentos con la cultura, lo cierto es que disfrutar su preparación es lo más importante.

***

La gastronomía, por otro lado, se preocupa por las técnicas que componen el arte de preparar una buena comida.

***

Para hacerlo aún más interesante y sobresalir ante tus amigos, existen técnicas modernas muy fáciles que puedes hacer en tus preparaciones. Con ciertos toques a tus comidas nada complejos pero sí, muy atractivos.

Aquí te detallamos algunas de estas técnicas de alta gastronomía que te harán ver como todo un profesional.

Sin embargo, algunos de esos secretos de la alta cocina son más fáciles de poner en práctica de lo que te imaginas.

Es posible potenciar tus habilidades en el arte culinario y elaborar preparaciones sencillas, pero diferentes y especiales. Arriésgate a innovar con sabores nuevos y una presentación profesional.

Sigue leyendo y encontrarás algunas prácticas culinarias gourmet que podrás seguir sin necesidad de ser un experto de la gastronomía.

Estas técnicas sencillas te permitirán salir de lo clásico y lograr nuevas texturas ¡con los mismos ingredientes de siempre!

Técnicas fáciles de alta gastronomía en tu cocina

***

De espumas y aires

Esta es una técnica que mezcla la ciencia con la cocina. ¿Has oído hablar del aire de limón o de la espuma de zanahoria? Son recetas fáciles de hacer que se consiguen al añadir lecitina de soja en la mezcla de líquido para batir.

El hecho es que, al introducir aire en el líquido, se forman burbujas que son encapsuladas al generar la emulsión.

Se trata de fusionar un gas con un líquido para producir la espuma o el aire de tu ingrediente con solo batir. Aunque es una técnica que no modifica el sabor de los alimentos, consigue una textura diferente que sorprenderá a primera probada.

Además, es muy ligera y crea sensaciones en tu paladar que no tienen nada que envidiarle a la alta gastronomía.

 

***

La deconstrucción

Esta es una innovación culinaria que modifica la textura, las formas y hasta la temperatura de los platos. Mantiene el sabor original de tus comidas, pero suma un toque de creatividad e imaginación en su preparación.

Principalmente, se trata de jugar con la presentación de tus platos y apostar por la memoria gustativa de tu invitado. Que reconozca la comida a través del gusto y no a simple vista.

De esta manera estimularás sus sentidos, harás que indague en sus recuerdos culinarios y le ofrecerás una experiencia diferente en gastronomía. ¿Te has animado a preparar una tortilla de papas deconstruida?

Es un plato muy sencillo de hacer, solo que su preparación y presentación son diferentes. La tortilla no se sirve en un plato sino en una copa, con el huevo líquido y las papas como espuma.

 

***

La esferificación en frío

Es una de las técnicas más populares de la alta gastronomía y también es de las más sencillas de aplicar. Permite encapsular líquidos en esferas con una capa de gel al añadirle alginato de sodio.

Este es un componente que se extrae de las algas naturales y se utiliza como agente de textura y espesante. Es fácil de conseguir, no altera el sabor de las comidas y lo puedes usar como un ingrediente más.

El falso caviar de manzana, las perlas de aceite y el ravioli esférico de guisantes son platos que se obtienen al aplicar la esferificación. Para conseguirlo, a tus ingredientes líquidos le añades alginato y con una jeringa viertes la mezcla en agua con calcio.

Poco a poco se forman las esferas cubiertas con una capa fina gelatinosa que al comerlas explotan en la boca. Esto crea una sensación sorprendente de sabor, que es única y muy peculiar.

 

***

El confitado

El confitado se ha usado por siglos para preparar recetas dulces y obtener cubiertas azucaradas, como en las frutas confitadas.

Sin embargo, en la alta gastronomía se usa en comidas saladas y en vez de azúcar se utilizan grasas como la mantequilla, el aceite de oliva extra virgen o cualquier otro tipo de grasa animal o vegetal.

No se trata de frituras ni caramelizados, sino de cocinar los alimentos con este líquido graso a muy baja temperatura. Esto les confiere jugosidad, terneza y como resultado la superficie de tus comidas lucirá reluciente y cristalina con bordes translúcidos.

Es muy atractiva a simple vista, con textura suave e interior jugoso que desprende un excelente aroma. Sin duda, tu salmón confitado será el preferido en tu mesa.

 

***

La gelificación

¿Has escuchado de un patito de goma con sabor a mandarina o del aspic de pollo? Estos son platos gelificados, que utilizan esta técnica para convertir líquidos en gel y conseguir alimentos más sólidos y densos.

Es un clásico de la alta gastronomía que juega con la ilusión óptica de tus invitados y puedes aplicarla fácilmente.

Se trata de una forma de estabilizar las soluciones para espesarlas y que tengan una apariencia sólida cuando realmente son líquidas. Se utiliza gelificantes como el agar, que proviene de las algas rojas y tiene el poder de formar gelatinas.

Esto ocurre a temperatura ambiente, por lo que la comida no se derrite y la puedes presentar con creatividad.

 

***

La terrificación

La terrificación es la forma de convertir tus ingredientes líquidos grasos en polvo con una textura similar a la tierra. ¿Te imaginas aderezar tu ensalada con polvo de aceite de oliva o servir una tierra de romero?

Es una técnica muy fácil y solo necesitas añadir maltodextrina en polvo y sal al ingrediente graso y mezclarlos perfectamente. Poco a poco, el líquido se convierte en un sólido seco que se desmorona como la tierra.

Es toda una sensación de la gastronomía que presenta como alternativas tierras de aceites vegetales o de infusiones aceitosas. Puedes usar esta técnica para decorar y aderezar tus comidas o simplemente servir como aperitivo.

Su textura es diferente y agradable al gusto, ya que siempre mantiene los alimentos con su sabor original. Seguro que con una tierra de manzanilla impresionarás a tus amigos.

 

***


Estas técnicas de la gastronomía son muy prácticas y llamativas, puedes aplicarlas para añadir un toque creativo a tus platos.


***

 

Lo mejor de todo es que son muy sencillas de hacer. El resto corre por cuenta de la imaginación.