Food Art: cuando la comida se vuelve el centro | Olivetto®
21136
post-template-default,single,single-post,postid-21136,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Food Art: la técnica que transforma una banana en una creación artística

Es muy probable que alguna vez te hayan dicho “con la comida no se juega”. En este texto vamos a hablar del food art para que te olvides de ese mandato porque hay quienes están jugando con la comida y transformándola en creaciones maravillosas.

Los nuevos foodies se han instalado en la esfera culinaria con la premisa de que comer es una experiencia sensorial total (Campbell, 2019). Paralelo a esto han convertido a Instagram en la vitrina de sus creaciones (Infobae, 2019).

Por este motivo, no suena raro que postres, pasabocas sencillos y todo tipo de preparaciones sean susceptibles de ser transformadas en creaciones estéticas que luego son fotografiadas.

Por citar un ejemplo, cuando redactamos este texto había más de 9 millones de publicaciones con el hashtag #foodart (Instagram, 2020). Sin más preámbulos, adentrémonos en este mundo de color, texturas y arte.

Food art para curiosos: definiciones básicas

Food art, técnica gastrónomica y de arte

El food art es una rama del estilismo de alimentos (Nery, 2016). Antes de continuar, es necesario explicar este último concepto. El también llamado food styling sería el equivalente a maquillar a la comida para que luzca bien en las fotografías (El Confidencial, 2018).

Por más deliciosa que esté la vinagreta para ensaladas, muchas veces necesita de un proceso de estilismo para que se vea bien en las fotografías, si no, parecerá solo un charco de aceite. Por eso, dentro del universo de técnicas del styling se encuentra el food art.

Esta práctica tiene una aspiración artística (Nery, 2016). La idea es transformar a la comida para transmitir conceptos, por ejemplo, recrear cuadros famosos, paisajes o incluso obras de arte conceptual auxiliándose de cenas rápidas, galletas, semillas, frutas; cualquier cosa que sea comestible.

De Leonardo Da Vinci a nuestros días: antecedentes del food art

Aunque parece que esta tendencia es nueva, te sorprenderá saber que Leonardo Da Vinci fue uno de los primeros exponentes del food art (Bosco, 2020). Este famoso artista trabajó en la cocina de un palacio donde diseñaba retratos de los invitados en platos de comida.

Si buscamos un antecedente más actual, podemos hablar de los kyaraben japoneses (Bosco, 2020). Esta técnica reinventó las loncheras conocidas como bento. Es la forma en la que los niños transportan lo que comerán fuera de casa.

Fue tanto su éxito que a principios del año 2000 se popularizó esta técnica, por ello los alimentos que contenían las bento se les daba forma de personajes populares de anime. ¡Una buena forma de ser más cool!

Brújula del food art: conoce a estos 3 referentes

El food art es un mundo fascinante. Por eso, te invitamos a que descubras los exponentes que más te gusten. De cualquier forma, para ayudarte, te recomendamos estos 3 artistas:

1.- Anna Keville Joyce: es una norteamericana afincada en Buenos Aires. Crea representaciones y letterings con comestibles o instrumentos de cocina. Entre sus obras se encuentra la representación de Saturno usando una albóndiga y aros de cebolla (Keville, s.f.)

2.- Culinaire Inspiratie: es una cuenta de los Países Bajos. Publica las mejores creaciones de diferentes chefs (Culinaire Inspiratie, s.f.). Por ejemplo, tienen la foto de un arpa creada con chocolate.

3.- Klaus Enrique: es mexicano y hace rostros con ingredientes de comida como semillas, hojas, frutas, verduras (Enrique, s.f.). Por ejemplo, tiene un Baby Joda creado con lechuga.

Esta técnica, sin duda, es una invitación a la revaloración de la comida; a aceptar sin tapujos que también se puede convertir en arte.

No es necesario ser un experto. Con lo que tenemos, cualquiera puede transformar simples platillos en creaciones bellas. Inspírate y deja fluir al artista que llevas dentro.