Aceitunas: 7 datos curiosos que no conocías | Olivetto®
Aceitunas: 7 datos curiosos que no conocías | Olivetto®
18572
post-template-default,single,single-post,postid-18572,single-format-standard,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_menu_slide_from_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

7 datos curiosos sobre las aceitunas

Seguramente ya has escuchado sobre las aceitunas. Es más, probablemente ya las has probado en algún plato o pasabocas. No se te haga raro que las hayas visto como acompañante de un buen cóctel. Pero, ¿qué son realmente y qué es lo bueno de consumirlas?

Las aceitunas: todo un mundo por descubrir

Sigue leyendo porque aquí te contamos 7 datos curiosos que no todo el mundo conoce sobre las aceitunas. Además, te compartimos algunos beneficios para tu organismo que trae su consumo. ¡Comencemos!

1. Las aceitunas no son verduras

Lo primero que debes saber es que, contrario a lo que se puede pensar, no son una verdura. Como tienen semillas, pulpa y cáscara, te lo podemos asegurar: ¡las aceitunas son una fruta! Son el fruto del olivo, un árbol de unos 12 metros de alto que usualmente se encuentra en regiones del mediterráneo.

2. Cambian de color

El tono verde representativo de las aceitunas se obtiene cuando se recogen del árbol en su estado óptimo. Sin embargo, las también llamadas olivas, cambian de color durante el ciclo de maduración.

Las aceitunas negras pueden ser de color negro natural y esto se debe a que son los frutos recogidos en plena madurez o poco antes de ella. También puede ocurrir porque son sometidas a procesos de oxidación. Así, se tornan de un color negro intenso. No es que las verdes y las más oscuras sean distintas. Lo que sucede es que entre más tarde la cosecha, pueden volverse negras o violetas.

Eso no es todo. Existen unas cuya tonalidad varía entre el rosa y el castaño ya que se recogen antes de que alcancen su madurez (Consejo Oleícola Internacional, 2004).

3. Las aceitunas están hasta en la Biblia 

Que no se te haga raro encontrarlas hasta en los libros. Las aceitunas y los olivos tienen unas 300 referencias en la Biblia. Además, eran consideradas en el Antiguo Testamento como un alimento ideal para huérfanos, viudas y peregrinos (Nicolas, 2018).

4. Evita comerlas directamente del árbol

Ya que tienen altos niveles de concentración amarga, algunas olivas necesitan casi un año de tratamiento para ser consumidas (Vilar, 2018). Así que ya lo sabes: si te encuentras un olivo, mejor no te lleves las olivas a la boca. Bueno, no tan pronto, al menos. Con el adecuado procesamiento estarán listas para que las disfrutes todas.

5. Todas las sensaciones juntas

Tu paladar puede identificar 4 sabores primarios básicos: dulce, salado, amargo y ácido. ¡En las aceitunas los encuentras todos! (El Tiempo, 2005). Por eso se han convertido en un ingrediente muy importante en la cocina. Puedes incluirlas en una pizza de queso o comerlas rellenas con anchoas. ¿Te las imaginas con un chorro de aceite de oliva en la ensalada? Tú decides cómo disfrutarlas.

6. Las aceitunas y la mitología

Cuenta el mito que Poseidón y Atenea libraron una batalla para determinar quién protegería la ciudad de Atenas. La diosa de la justicia eligió un olivo como protección, mientras que el dios de los 7 mares escogió un caballo para el encuentro.

¿Qué crees que pasó? Los dioses del Olimpo prefirieron el olivo, pues les daba alimento y aceite para alumbrar las oscuras noches. ¿Y entonces? Pues los atenienses estaban felices, ¡porque las aceitunas son exquisitas!

7. España y las aceitunas

España vive, siente y respira aceitunas. El consumo de olivos por persona se encuentra cercano a los 2,5kg por año (Orús, 2020). Además, España es el mayor exportador de aceite de oliva en el planeta. Su producción representa más del 48 % del aceite de este tipo que se consume en todo el mundo. Pero no solo esto. En la temporada 2019 y 2020 la producción alcanzó los 1,12 millones de toneladas (Orús, 2020).

Cuáles son los beneficios de las olivas

De acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición (FEN) las aceitunas son un alimento de gran valor nutricional. Cada una de ellas contiene un 70 % de grasa monoinsaturada, considerada como saludable para el organismo. Además, son fuente de fibra, minerales como el sodio y vitaminas como la E (s.f.). De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (2012), son ricas en ácido oleico que contribuye a regular los niveles de colesterol en el organismo.

Estos son algunos beneficios que trae el consumo de aceitunas y el aceite de oliva que se extrae de él:

  • Ayuda a reducir de los niveles de colesterol malo (LDL) (Medline Plus, 2020).
  • Contribuye al desarrollo y mantenimiento de las células del cuerpo (Medline Plus, 2020).
  • Ayuda a combatir el estreñimiento (Medline Plus, 2020).
  • Contribuye a la reducción del riesgo de infartos de miocardio o accidente cerebrovascular (Medline Plus, 2020).
  • Contribuye a proporcionar protección contra tipos de cáncer como el de mama y de piel (Owen, et al.).
  • Ayuda a combatir el envejecimiento (Owen, et al.).

Si incluyes aceitunas y aceite de oliva en tu dieta, verás que tu alimentación puede ser muy nutritiva y deliciosa. Ya te dimos suficientes razones para comenzar. ¿Qué esperas para empezar a disfrutar de estos manjares de los dioses?

BIBLIOGRAFÍA.